UN DÍA A LA VEZ:

Hay dos días en cada semana en los que no nos debemos preocupar. Dos días que se deben guardar libres de miedo y ansiedad.

Uno de esos días es ayer. 
Ayer, con sus equivocaciones y pesares, sus faltas y confusiones, sus dolores y tristezas. Ayer ha pasado para siempre, fuera de nuestro control y todo el dinero del mundo no podría cambiar ni una cosa que hayamos hecho, ni podemos borrar una palabra. Ayer ya pasó.

El otro día sobre el que no debemos de preocuparnos es mañana.
Mañana, con sus posibles adversarios, sus problemas, sus promesas grandes y sus pequeños logros. Mañana volverá a salir el sol, ya sea en esplendor o detrás de una máscara de nubes, pero subirá. Hasta que llegue no tenemos parte en el mañana, pues aún no ha nacido.

Y solo queda un día: HOY.
Cualquier hombre puede pelear la batalla de un solo día.

Cuando nos cargamos con esas horripilantes eternidades: Ayer y Mañana, entonces nos derrumbamos. No es la experiencia de hoy lo que lastima a los hombres, sino la amarga culpa, algo que sucedió ayer, y el miedo de lo que traerá el mañana. Vivamos pues, tan solo un día a la vez, y dejemos confiadamente a Dios todo lo demás.

Autor desconocido.

Te dejo aquí algunos versículos bíblicos relacionados con esta preciosa reflexión, para que también escuches la Voz de Dios hablando a tu corazón:

1Pedro 5:6-7
(6) Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;
(7) echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

Lucas 12:22-31
(22) Dijo luego a sus discípulos: Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué comeréis; ni por el cuerpo, qué vestiréis.
(23) La vida es más que la comida, y el cuerpo que el vestido.
(24) Considerad los cuervos, que ni siembran, ni siegan; que ni tienen despensa, ni granero, y Dios los alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que las aves?
(25) ¿Y quién de vosotros podrá con afanarse añadir a su estatura uncodo?
(26) Pues si no podéis ni aun lo que es menos, ¿por qué os afanáis por lo demás?
(27) Considerad los lirios, cómo crecen; no trabajan, ni hilan; mas os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió como uno de ellos.
(28) Y si así viste Dios la hierba que hoy está en el campo, y mañana es echada al horno, ¿cuánto más a vosotros, hombres de poca fe?
(29) Vosotros, pues, no os preocupéis por lo que habéis de comer, ni por lo que habéis de beber, ni estéis en ansiosa inquietud.
(30) Porque todas estas cosas buscan las gentes del mundo; pero vuestro Padre sabe que tenéis necesidad de estas cosas.
(31) Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas.

Te invitamos a que continues buscando en la Biblia... hallarás muchos pasajes bíblicos que continuarán tocando tu corazón, iluminando tu entendimiento y en definitiva, acercándote mucho más al perfecto conocimiento de nuestro Dios y Padre Celestial.

En su servicio, Daniel Liandro.
En todo tiempo ama el amigo,
Y es como un hermano en tiempo de angustia.
(Provervios 17:17)

 
Bienvenido a DICRES - Diseños Creativos Especiales.