NUESTRO MAYOR ANHELO: RECIBIRTE EN LA FAMILIA DE LA FE !!!

No hay nada mejor para nosotros como cristianos, que poder llegar a llamarte HERMANO, saber que nos reuniremos contigo cuando el Señor lo disponga y que compartiremos la misma mesa y habitaremos eternamente bajo la sobra del Altísimo.

Si nunca antes oiste hablar acerca de RECIBIR A CRISTO EN TU CORAZÓN, damos gracias a Dios por haberte traído hasta aquí en este momento tan especial de tu vida.

Si crees que tienes todo lo que necesitas y eres una persona feliz con la vida que está llevando, pues poco podremos hacer por ti. En cambio, si sientes en tu corazón que tu vida ha llegado a un límite donde hay más dolor que alegría, más tristeza que esperanza o que sencillamente dejaste de ver la luz y te encuentras transitando un camino desconocido totalmente en tinieblas...NOS ALEGRAMOS MUCHO POR TI, PORQUE AQUÍ Y AHORA EL SEÑOR JESÚS TE OFRECE UNA NUEVA VIDA Y TE INVITA A FORMAR PARTE DE LA GRAN FAMILIA DE FE que integramos todos los que alguna vez estuvimos en la misma situación que tu en este momento.

¿QUÉ DEBES HACER?

Muy sencillo, repite esta oración de fe junto con nosotros, creyendo en lo más profundo de tu ser que Dios te está escuchando:

Padre Celestial, sé que tu estás mirando mi corazón en este momento y sabes que mi vida ha llegado al punto en el que no es posible continuar sin un cambio profundo.
Sé que Tu tienes el poder y la voluntad de rescatarme. Para ello confieso en este momento que Jesús es el Señor y creo desde lo más íntimo de mi ser que Dios lo levantó de entre los muertos y que hoy vive sentado a la distra de tu Trono intercediendo por mi.
Te agradezco Dios el regalo que recibo en este acto de una nueva vida en Cristo Jesús. Te ruego que me ayudes a cuidarla y fortalecerla a lo largo de mis días con la sincera esperanza del maravilloso reencuentro Contigo cuando fuere el tiempo oportuno.
Te pido perdón por mis faltas y equivocaciones anteriores y te doy gracias por esta nueva oportunidad de vivir la "verdadera Vida que es en Cristo Jesús, Señor nuestro". Amen.

Si has pronunciado con genuino convencimiento esta oración, permítenos ser los primeros en darte la BIENVENIDA A LA GRAN FAMILIA DE FE CRISTIANA.

A partir de este momento tu vida dejará de ser lo que fue hasta ahora y comenzarás a experimentar preciosos cambios en tu carácter, en tu forma de sentir, en tu forma de pensar y hasta en tu forma de comunicarte con tus semejantes.
Comenzarás a experimentar la viva realidad del Reinado de Cristo en tu vida y serás generosamente bendecido por el Señor, Quien te amó desde la misma fundación del mundo y te extrañaba mucho más de lo que puedas imaginarte.

Si quieres saber algo más acerca de tu decisión de fe, aquí te dejamos unos versículos bíblicos que te darán la certeza y confirmación de que tu decisión ha sido bien recibida por Dios y que tu sincero pedido de cambio de vida ya ha comenzado.

Romanos 10:8-11
(8) Lo que dice es: «La palabra está cerca de ti, en tu boca y en tu corazón.» Ésta es la palabra de fe que predicamos:
(9) «Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo.»
(10) Porque con el corazón se cree para alcanzar la justicia, pero con la boca se confiesa para alcanzar la salvación.
(11) Pues la Escritura dice: «Todo aquel que cree en él, no será defraudado.»

Juan 14:6 (RVA) Jesús le dijo: 
--Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

1Timoteo 2:5-6 (RVA) 
(5) Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,
(6) quien se dio a sí mismo en rescate por todos.

Finalmente, queremos que sepas cuál es nuestra esperanza y a qué vida te has unido por siempre:

Apocalipsis 21:3-7
(3) Entonces oí que desde el trono salía una potente voz, la cual decía: «Aquí está el tabernáculo de Dios con los hombres. Él vivirá con ellos, y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos y será su Dios.
(4) Dios enjugará las lágrimas de los ojos de ellos, y ya no habrá muerte, ni más llanto, ni lamento ni dolor; porque las primeras cosas habrán dejado de existir.
(5) El que estaba sentado en el trono dijo: «Mira, yo hago nuevas todas las cosas.» Y me dijo: «Escribe, porque estas palabras son fieles y verdaderas.»
(6) También me dijo: «Ya está hecho. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tenga sed, yo le daré a beber gratuitamente de la fuente del agua de la vida.
(7) El que salga vencedor heredará todas las cosas, y yo seré su Dios y él será mi hijo.

 

Gracias por unirte a la gran familia de fe que conformamos alrededor del mundo.

Recuerda que siempre puedes contar con nosotros.

Dios te bendiga en abundancia !!!

En su servicio, Daniel Liandro.
En todo tiempo ama el amigo,
Y es como un hermano en tiempo de angustia.
(Provervios 17:17)

 
Bienvenido a DICRES - Diseños Creativos Especiales.