"Llámele por su nombre"

Cómo han cambiado los tiempos...
Ahora le llamamos:
"habilidad" al engaño,
"mandilón" al hombre que es fiel a su mujer,
"arte" a la pornografía,
"compensación" al robo,
"madurez" a la conciencia cauterizada,
"anticuada" a la mujer decente,
"producto" al hijo dentro del vientre,
"rehacer su vida" al adulterio,
"prudencia" a la cobardía,
"para adultos" a los espectáculos inmorales,
"alguien que me entiende" a la amante,
"víctima" a la mujer dedicada a su familia,
"auténtico" al que no sabe obedecer,
"criterio abierto" a la carencia de valores,
"fanático" al que habla o escribe de Dios,
"culto" al que lee todo lo que cae en sus manos,
"sabrosa conversación" a difamar,
"personalidad" a la comodidad vestida en las boutiques,
"franqueza" a la grosería,
"imbecil" al que perdona,
"responsabilidad" a la comodidad o cobardía de no querer tener hijos,
"buena familia" a la familia con dinero,
"educar" a pagar una escuela cara.

Autor desconocido.

Creo que sería bueno que reflexionáramos en nuestros propios conceptos... y ver en realidad lo que esta sucediendo a nuestro alrededor.

En su servicio, Daniel Liandro.
En todo tiempo ama el amigo,
Y es como un hermano en tiempo de angustia.
(Provervios 17:17)

 
Bienvenido a DICRES - Dise├▒os Creativos Especiales.