MI LEGADO:

Hoy, muy temprano de mañana, bajo la guía del Espíritu Santo me propuse responder a la siguiente pregunta que le hicieron a mi hija en su colegio: "Si tus padres tuvieran que dejarte un legado para ti como persona: ¿Qué desearían que logres para llegar a ser una persona íntegra en la vida?

¡Qué pregunta! Sinceramente, me tomé tiempo para responderla.
Oré a Dios pidiéndole sabiduría y te comparto aquí lo que humildemente entendí sería mi mejor legado para mi hija; aclarándote que lo hago público únicamente porque así sentí del Señor hacerlo. Por lo tanto, vuelvo a compartirte un "pedacito de mi corazón" en la confianza de saber que Dios te confirmará lo sea para ti.

La respuesta para mi hija fue la siguiente:
"Mi querida Romi:
Sé que mi vida no morirá conmigo sino que trascenderá y continuará contigo. Y para que mi recuerdo permanezca en tu corazón aquí te escribo algunos pensamientos que bendecirán tu vida y sin duda te permitirán llegar a ser una persona íntegra en la vida.

  1. Primero "... amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas.
    El segundo es éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que estos dos. 
    Marcos 12:30 y 31(RVA)
  2. Honra a tu padre y a tu madre (que es el primer mandamiento con promesa) 
    para que te vaya bien y vivas largo tiempo sobre la tierra. 
    Efesios 6:2 y 3 (RVA)
  3. Hijita amada, en la Biblia Dios nos dejó escritas Sus preciosas y grandísimas promesas que estoy seguro irás conociendo con el paso del tiempo. Dios mismo me prometió que Él jamás te dejará sola y esto tranquiliza mi corazón. Aún cuando deba dejar esta vida y nos separemos tan solo por un breve tiempo (recuerda que tenemos una vida eterna juntos), el Señor se quedará a tu lado "siempre".

Quiero dejarte aquí una fórmula para que alcances este grado de amor que Dios nos dejó:
Todo parte de la base de la fe. Recuerda que "La fe es la constancia (o certeza) de las cosas que se esperan y la comprobación (o convicción) de los hechos que no se ven". Hebreos 11:1 (RVA). Por lo tanto tu tarea en la vida es:

  1. Agregar a tu fe, "virtud", que es "excelencia".
    Tienes que dar lo mejor de ti siempre. Cuidado que te estoy diciendo que en este camino tienes que poner tu mejor buena voluntad, lo mejor de ti misma, pero que este esfuerzo no te lleve a caer en la trampa de querer dar lo que no tienes.
  2. Agrega a la virtud, "conocimiento".
    Capacítate en todo aspecto, recordando siempre que Dios está primero. Por sobre todas las cosas, conocer a Dios a través de Jesucristo es lo mejor que puedes hacer.
  3. Agrega al conocimiento, "dominio propio".
    Nunca pierdas el control de tu vida, de tus pensamientos, de tu corazón y de tu boca. Recuerda Mateo 15:18 (RVA) Pero lo que sale de la boca viene del corazón, y eso contamina al hombre.
  4. Agrega al dominio propio, "perseverancia".
    Aprende a ser paciente en todo. Recuerda: Eclesiastés 3:1 (RVA) Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.
  5. Agrega a la paciencia, "devoción" (o piedad).
    Esto significa que debes buscar asumir siempre en tu vida una actitud en favor de todo lo que Dios te dice, haciendo y diciendo aquello que le es agradable al Señor. Recuerda que cuando Jesús dijo: -Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Mateo 16:24 (RVA); lo que está diciéndote es que cuando tu voluntad no coincida con la perfecta voluntad de Dios, tu debes de abandonar tus propias ideas y hacer únicamente lo que Dios te dice. Esto es negarte a ti misma, tomar esta cruz y recién entonces seguir al Señor haciendo solamente lo que Él indica. Para poder entender la voluntad de Dios y cumplirla es que debes de tener devoción (o piedad), o sea una estrecha e íntima relación personal con Jesucristo.
  6. Agrega a la devoción, "afecto fraternal".
    Trata siempre de ser amable, afectuosa y sinceramente agradable con todas las personas con las que trates. Y finalmente:
  7. Agrega al afecto fraternal, "amor".
    Como ves, el amor es el resultado de todo este proceso de crecimiento. Pero este precioso amor no es común, sino el "Amor de Dios" que es tan inmenso que no se puede describir.

Por todas estas cosas que te he escrito, amor mío, este es el resultado de la fórmula que te dejo:
¿Quiéres alcanzar este grado maravilloso de amor que Dios te ofrece?
¿Sí? Entonces te felicito !!! Y ésto es lo que tienes que hacer:

  1. Para alcanzar este grado excelente de amor, primero busca tener afecto fraternal.
  2. ¿Quieres tener afecto fraternal?
    Busca la devoción, agradar a Dios con tu obediencia.
  3. ¿Quieres poseer devoción?
    Aprende a ser paciente, persevera en todos tus caminos.
  4. ¿Quieres ser perseverante?
    Aprende a tener dominio propio; controla tus impulsos, tus pensamientos, tu boca y tu corazón.
  5. ¿Quieres tener dominio propio?
    Busca conocer a Dios, la fuente de toda verdad y poder. Él te concederá este don maravilloso.
  6. ¿Quieres conocer a Dios?
    Busca la virtud, invierte de tu tiempo en esto, pues es muy importante. Aprende a brindar siempre lo mejor de ti. Anhela la excelencia. Dios no merece menos que lo máximo de ti; dado que el Señor dio lo máximo de Sí mismo por ti: dio Su vida.
  7. Finalmente: ¿Quiéres ser virtuosa?
    Ten fe en Dios.

Y aquí está lo maravilloso !!!
Este es el secreto que quiero compartirte.
Tu no necesitas buscar la fe en Dios, porque Él mismo te la dio cuando reconociste a Jesucristo como tu Señor, como el dueño de tu vida. Recuerda: "... que nadie tenga más alto concepto de sí que el que deba tener; más bien, que piense con sensatez, conforme a la medida de la fe que Dios repartió a cada uno". Romanos 12:3 (RVA)

Por lo tanto, no necesitas buscar la fe sino ejercitarla haciendo todo lo que te acabo de escribir.
Tal vez te preguntes hijita querida, ¿de dónde saca papi estas cosas? Y hasta puedas llegar a pensar que tu papá es sabio, pero no te confundas mi amor. Papito no es más que un hombre como cualquiera, lleno de errores y con aciertos por la gracia de Dios. Lo que te acabo de describir no es sino lo que Dios nos enseña en Su Palabra, la Biblia. Lo único que hice fue explicártelo de un modo más sencillo para que a tu corta edad puedas entenderlo. Esta es la voluntad de Dios para todos nosotros Sus amados hijitos y así lo expresó:

2 Pedro 1:2-8 (RVA)
2 Gracia a vosotros y paz os sea multiplicada en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús. 
3 Su divino poder nos ha concedido todas las cosas que pertenecen a {Otra trad., todo lo necesario para} la vida y a la piedad por medio del conocimiento de aquel que nos llamó por su propia gloria y excelencia. {Algunos mss. antiguos dicen por medio de la gloria y excelencia.} 
4 Mediante ellas nos han sido dadas preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas seáis hechos participantes de la naturaleza divina, después de haber huido de la corrupción que hay en el mundo debido a las bajas pasiones. 
5 Y por esto mismo, poniendo todo empeño, añadid a vuestra fe, virtud; a la virtud, conocimiento; 
6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, perseverancia; {O: paciencia} a la perseverancia, {O: paciencia} devoción; 
7 a la devoción, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. 
8 Porque cuando estas cosas están en vosotros y abundan, no os dejarán estar ociosos ni estériles en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

Hijita de mi corazón, ruego a Dios para que te conceda la gracia de alcanzar este grado de conocimiento e intimidad con Él; porque "La conclusión de todo el discurso oído es ésta: Teme a Dios y guarda sus mandamientos, pues esto es el todo del hombre. {Otra trad., el deber de todo hombre}". Eclesiastés 12:13 (RVA)

Te amo cada día un poco más con todo mi corazón. Tu papito, Daniel.

 
Bienvenido a DICRES - Dise├▒os Creativos Especiales.