CORAZÓN DE PIEDRA:

Vamos a disfrutar una pequeña porción de la Biblia y trataremos de encontrar en ella la respuesta a la pregunta: ¿Cuál es el motivo de tantas catástrofes y problemas ecológicos en nuestro planeta? ¿Cuál es la razón de tanto sufrimiento?

Veamos juntos por favor:
Ezequiel 11:17 (RVA) Por tanto, di que así ha dicho el Señor Jehovah: "Yo os reuniré de entre los pueblos y os recogeré de los países en los cuales habéis sido dispersados, y os daré la tierra de Israel.' 
18 Allá volverán, y quitarán de ella todas sus cosas detestables y todas sus cosas abominables. 
19 Les daré otro corazón, y pondré un espíritu nuevo dentro de ellos. De la carne de ellos quitaré el corazón de piedra y les daré un corazón de carne, 
20 para que anden según mis estatutos y guarden mis decretos y los pongan por obra. Ellos serán mi pueblo, y yo seré su Dios. 
21 Pero haré que la conducta de aquellos, cuyo corazón anda tras sus cosas detestables y sus abominaciones, recaiga sobre sus cabezas", dice el Señor Jehovah. 

Mi amigo, el Señor te está diciendo:

  1. Tu formas parte del remanente de mi pueblo, que se halla diseminado por todo el mundo. Cada uno de aquellos que han creído en Mi Hijo Jesucristo ya ha sido hechos hijos míos también. Y Yo, te concedo esta promesa para ti hoy: "Yo mismo te tomaré de entre los pueblos y países en los que te encuentras y te reuniré conmigo en mi Ciudad Santa".

  2. Yo mismo te traeré a Mí y en Mi presencia quitarás de ti toda cosa detestable y contraria a Mis mandamientos, haciendo renuncia de todo ello ante el trono de mi gracia.

  3. Entonces Yo mismo te daré otro corazón, y pondré un espíritu nuevo dentro tuyo. De la carne de tu propio cuerpo quitaré el endurecido corazón de piedra que has forjado y te daré un corazón de carne, sensible a mi perfecta voluntad;

  4. para que de ahora en adelante ya no te sea dificultoso (por no decir imposible) el vivir según Mis estatutos, guardando Mis decretos  y poniéndolos por obra.

  5. Así tu serás miembro de mi pueblo y Yo seré tu Dios. O sea que desde este momento, tu vivirás como viven Mis hijos y yo seré para ti el Padre que tanto deseas.

De mi conversación con el Señor recuerdo cuando me decía que lamentablemente cada vez más seres humanos "voluntariamente" le dan la espalada a nuestro Padre, cayendo en el error de imputarle la responsabilidad por los males que atraviesa el mundo. Es por este motivo que Dios me decía que nosotros, Sus hijos adoptivos, somos como el remanente de estos últimos tiempos.

Entonces Dios llamó mi atención a comprender que desde el mismo momento en que aceptamos a Jesús como nuestro Señor, Él mismo es Quien se encarga de todo lo que nosotros jamás podríamos hacer.
Y me hizo notar:

  1. Él nos toma del país en el que estemos, sin importar dónde sea.

  2. Él nos lleva a Su presencia.

  3. Él nos concede la claridad mental suficiente como para adquirir "conciencia de pecado" y permitirnos así proceder al arrepentimiento.

  4. Él es Quien desecha nuestro endurecido "corazón de piedra".

  5. Y es Él también Quien nos regala (inmerecidamente) un nuevo corazón de carne, acorde con la vida de Cristo y un espíritu nuevo (no contaminado).

  6. Y así es como Dios te garantiza que vivir conforme a Su perfecta y buena voluntad no solo dejará de ser una carga para ti, sino que será tu mayor gozo: Encontrarás la vida que estás buscando tan afanosamente !!!

  7. Finalmente, el abundar para toda buena obra ya dejará de ser como piedra de tropiezo para tu vida. Comenzarás a llevar fruto conforme a la gracia y voluntad de Dios.

Entonces, a esta altura de nuestra conversación, le expresé a nuestro Fiel Padre: ¿Qué relación tiene esto que me dices con las catástrofes que estoy viendo en el mundo?

Su amorosa respuesta fue a través del contenido del versículo 21 del mismo capítulo de Ezequiel:
Ezequiel 11:21 (RVA) Pero haré que la conducta de aquellos, cuyo corazón anda tras sus cosas detestables y sus abominaciones, recaiga sobre sus cabezas", dice el Señor Jehovah. 

Entonces me llevó en mis pensamientos al comienzo de nuestra conversación, cuando me decía que todo depende de mi decisión: 

¿Aceptas a mi Hijo Jesucristo como tu Señor; SI o NO?

Si tu respuesta es SI: GLORIA A DIOS !!! Y bien puedes apropiarte de todas y cada una de las promesas que el Señor te está ofreciendo en este pasaje bíblico que estamos estudiando. Bendito seas mi hermano !!!

Si en cambio, tu respuesta es NO: Oro a Dios por tu vida y le suplico que te regale el discernimiento suficiente como para comprender cabalmente la gravedad de la sentencia del versículo 21 que acabamos de leer, pues por mucho que me disguste decírtelo, está hablando de ti.

Amigo querido, tienes en tus manos la más importante decisión de tu vida. Lo que decidas trazará el rumbo eterno de tus días futuros: CON O SIN DIOS.
Y permíteme compartirte finalmente esta breve reflexión:
¿Acaso has tomado conciencia de que lo único que te separa del amor infinito de nuestro amoroso Dios y Padre son apenas "dos letras", cuando dices NO; la misma cantidad de letras para que le respondas SI? Entonces, si el esfuerzo es el mismo y la cantidad de letras es idéntica pero sus consecuencias son "diametralmente opuestas", aunque tu mente lógica, racional y bien estructurada conforme a este mundo te ordene decir NO, permítele a tu corazón tener la libertad de decidir libremente y verás como desde lo más íntimo de tu corazón brota un sincero y desesperado SI.

Pero volviendo al tema central acerca de las catástrofes, recuerdo que el mismo Señor me regaló una respuesta a una pregunta que no formulé. Dios me hizo ver que en esos mismos sucesos de desastre, también mueren hijos Suyos. Entonces, ¿cuál es la respuesta?

Dios me habló así:
Mateo 10:28 (RVA)
No temáis a los que matan el cuerpo pero no pueden matar al alma. Más bien, temed a aquel que puede destruir tanto el alma como el cuerpo en el infierno. {Gr., Gehena} 

Filipenses 1:21 (RVA) Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. 

1Tesalonicenses 4:13 (RVA) Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, {Es decir, los que mueren} para que no os entristezcáis como los demás que no tienen esperanza. 
14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, de la misma manera Dios traerá por medio de Jesús, y con él, a los que han dormido.
{Es decir, los que han muerto en Cristo} 

Hermano, si somos "verdaderamente" hijos de Dios no podemos dudar de ninguna de Sus promesas. Nuestro Fiel Padre nos está diciendo que la muerte no nos puede tocar, pues 
1Juan 3:14 (RVA) Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, porque amamos a los hermanos. El que no ama {Algunos mss. antiguos incluyen a sus hermanos.} permanece en muerte. 

Nosotros ya estamos viviendo la vida eterna. El temor a la muerte ha sido derrotada por nuestro Señor Jesús:
Hebr 2:14 (RVA) Por tanto, puesto que los hijos han participado de carne y sangre, de igual manera él (Jesucristo) participó también de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el dominio sobre la muerte (éste es el diablo), 
15 y para librar a los que por el temor de la muerte estaban toda la vida condenados a esclavitud. 

Por lo tanto, hermano, la muerte no nos puede separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús, Señor nuestro.

Y para terminar, recuerda las palabras de nuestro Señor que nos alientan y enseñan el camino por el que debemos transitar:
Hebr 3:12 (RVA) Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros un corazón malo de incredulidad que os aparte del Dios vivo. 
13 Más bien, exhortaos los unos a los otros cada día, mientras aún se dice: "Hoy", para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado. 

Ah... casi lo olvido... ¿Qué le pasa al mundo?

Prefirió decirle NO a nuestro Señor.

 

En su servicio, Daniel Liandro.

 
Bienvenido a DICRES - Dise├▒os Creativos Especiales.